Viviendo para su gloria

El blog de Kenson González

Category: Nuevo Testamento (page 1 of 3)

La mundanalidad

¿Qué es la mundanalidad?

La mundanalidad es alejarse de Dios. Es una forma de pensar centrada en el hombre; propone objetivos que no exigen una ruptura radical con la naturaleza caída del hombre; juzga la importancia de las cosas por los resultados presentes y materiales; pesa el éxito por los números; codicia la estima humana y no quiere impopularidad; no conoce la verdad por la que vale la pena sufrir; se niega a ser un “tonto por el amor de Cristo”.
La mundanalidad es la mentalidad del no regenerado. Adopta ídolos y está en guerra con Dios. Debido a que ‘la carne’ todavía mora en el cristiano, está lejos de ser inmune a ser influenciado por esta dinámica.

Continue reading

Cinco historias falsas que la gente cree acerca del cristianismo primitivo

Se ha hablado mucho sobre las “noticias falsas” en los últimos meses. Algunas historias, aunque en realidad no tienen una base, se cuentan con tanta frecuencia y, con tanta convicción, que un gran número de personas terminan por creerlas de todos modos.

Continue reading

Lectura devocional de las cartas del Nuevo Testamento

El Nuevo Testamento cuenta con 21 cartas, dirigidas históricamente a comunidades cristianas que se encuentran en lugares como Roma, Galacia, Éfeso, etc. También encontramos cartas universales dirigidas a todos los cristianos, como las cartas de Pedro y Juan.

Continue reading

La ira de Dios ¿es real o es una ilustración?

En las últimas semanas, ha surgido un peculiar interés en una expresión relacionada a Dios, y me refiero a la ira de Dios. Para algunos, tal expresión es únicamente circunstancial o ilustrativa, es decir que el uso de la expresión “ira”, no es literal. Otros sostienen que los autores, influenciados por la cultura, presentan a Dios como un Dios propenso a la ira como las otras deidades paganas.

Continue reading

¿Qué significa “avivar el fuego del don de Dios”?

Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos. (2 Timoteo 1:6)

Este versículo frecuentemente es utilizado para decir que es necesario que despertemos al Espíritu Santo en nosotros, que no dejemos que se apague para así tener vidas victoriosas. Tal aplicación no parece del todo mal, sin embargo ¿qué quiso decir Pablo verdaderamente con este texto? Veamos el contexto del versículo.

Continue reading
« Older posts