A menudo, hemos escuchado o leído que debemos orar por una doble unción o una doble porción del Espíritu. Y cuando vamos a las Escrituras, encontramos que el fundamento para esta idea es el siguiente versículo: “Cuando habían pasado, Elías dijo a Eliseo: “Pide lo que quieras que haga por ti, antes que yo sea quitado de ti. Y dijo Eliseo: Te ruego que una doble porción de tu espíritu sea sobre mí” (2 Reyes 2:9)

Continue reading